La fiscala general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, responsabilizó hoy al Gobierno de Nicolás Maduro de "cualquier daño" del que puede ser objeto su familia que, dijo, recibió amenazas tras su distanciamiento con el Ejecutivo. "Yo quiero hacer responsable, a las autoridades del Estado venezolano, especialmente al Ejecutivo de lo que le pueda pasar a mi familia, no es posible que mi familia sea objeto de amenazas", dijo.


En los últimos dos meses la fiscal general, identificada hasta ahora con el chavismo, se opuso al proceso Constituyente impulsado por Maduro y también advirtió de la ruptura del orden constitucional luego de que el Tribunal Supremo asumiera las facultades del Parlamento -una posición que dio pie a que se anulara parcialmente esa medida.

Asimismo, señaló la “brutal represión” en contra de los venezolanos que protestan contra el Gobierno de Maduro y desmontado la tesis gubernamental de que uno de los 67 muertos había sido asesinado por sus compañeros de protesta, tras revelar que esa muerte fue causada por una bomba lacrimógena usada por la Guardia Nacional.

Esto provocó que el oficialismo se haya referido en público a ella como una “traidora” y que le haya acusado de avalar acciones “terroristas” contra la Administración de Nicolás Maduro. EFE