Las autoridades siguen con las tareas de rescate en los distritos afectados por las fuertes lluvias y deslizamientos de tierra en el sureste del país. El número de muertos asciende ya a 148 y el de heridos a 70, de acuerdo con diversas fuentes oficiales.


Bangladesh continúa las tareas de rescate mientras aumenta el número de muertos

El distrito más afectado es el de Rangamati, con 104 muertos; mientras que en Chittagong, hay 35 fallecidos; en Bandarban, 6; en Cox’s Bazar, 2, y en Khagrachari, 1, según informó el director general del Departamento de Gestión de Desastres (DMD), Reaz Ahmed.

Con el alivio de que las lluvias en las últimas horas, Ahmed explicó que se incrementó el dispositivo de rescate con miembros del Ejército, la Policía, los bomberos, la Media Luna Roja y funcionarios locales que están llegando ya a todas las zonas afectadas.

Ahmed señaló que hasta el momento 4.484 personas fueron evacuadas a 42 refugios del Gobierno en tres distritos.

Además se habilitaron fondos por valor de 62.500 dólares, más de 300 toneladas de arroz y 500 lotes de tejas metálicas como material de primera necesidad para responder a la emergencia.

Rangamati sigue siendo el área más afectada. El subcomisionado del distrito, Manzurul Mannan, precisó que además del más de un centenar de muertos hay 50 personas hospitalizadas.

El secretario del Ministerio de Gestión de Desastres, Shah Kamal, indicó que se tomaron diferentes medidas en ese distrito para restablecer la conexión eléctrica, ya que muchas líneas cayeron y mientras tanto están utilizando generadores para dar cobertura a los hospitales.

Señaló que están revisando casa por casa toda la zona, algo que esperan concluir mañana y han dado orden de que la población permanezca en los refugios por el tiempo que considere necesario, ya que al menos 500 viviendas fueron dañadas. “El Ejército nos ayudará en este trabajo”, dijo.

Por su parte, el director de la oficina de comunicación del Ejército, el teniente coronel Rashidul Hasan, indicó que varios batallones, cuyo número no precisó, se sumaron a las tareas de rescate en las zonas montañosas.

Las lluvias comenzaron hace cuatro días pero se intensificaron entre el martes y el miércoles llegando a registrarse precipitaciones de 343 milímetros de agua en 24 horas en Rangamati.

Los distritos del sur de Bangladesh sufren habitualmente los efectos del monzón y de los ciclones tropicales en esta época del año, lo que muchas veces se tradujo en catástrofes que se cobraron gran cantidad de vidas, pese a los intentos del Gobierno por regular la construcción y emplazamiento de viviendas. EFE