El presidente de Bolivia sostuvo que la guerra del Chaco (1932-1935) "no era de paraguayos y bolivianos sino de las empresas petroleras de Estados Unidos e Inglaterra".


En un acto de conmemoración de los 82 años del cese de hostilidades entre Bolivia y Paraguay celebrado en la localidad chaqueña de Villamontes (departamento de Tarija, sur), Morales dijo que los jóvenes deben “conocer la verdadera historia de esta mal llamada guerra entre bolivianos y paraguayos”.

En su opinión “la verdadera historia es esa lucha de petroleras, petroleros, empresarios ingleses que usaron a los bolivianos y paraguayos para seguir robando los recursos naturales”.

La llamada Guerra del Chaco fue librada por Bolivia y Paraguay entre 1932 y 1935 por la posesión de extensas tierras en una árida región donde el primero explota gas y petróleo.

El cese del enfrentamiento ocurrió al mediodía del 14 de junio de 1935 y fue anunciado por el presidente boliviano Luis Tejada Sorzano. Entonces, los soldados paraguayos mostraron sus manos desarmadas a sus contrincantes, los cuales repitieron el gesto, dando fin a la guerra.

Morales dijo que, de los 50.000 soldados bolivianos que fallecieron en esa guerra, el 90 % fueron indígenas y recordó que un tío suyo murió en la Guerra del Chaco, como sucedió en casi todas las familias del país.

No obstante, valoró que del conflicto surgió también “el nacimiento dentro de las Fuerzas Armadas del nacionalismo, la conciencia de patria”.

“El nacionalismo para mí (es) como sinónimo de antiimperialismo, anticapitalismo. Después de tantos años de fundación de la república, las Fuerzas Armadas se dieron cuenta (de que) el pueblo como también las Fuerzas Armadas eran instrumento de intereses de transnacionales petroleras” reflexionó el presidente.

En ese sentido aseguró que la nacionalización de los hidrocarburos emprendida por su Gobierno desde 2006 da “esperanza para las nuevas generaciones” y la lucha de los movimientos sociales ha permitido “sentar la soberanía política y económica”.

El mandatario expresó “el máximo reconocimiento a los beneméritos” como se llama a los veteranos de esa guerra. EFE