El ministro de Asuntos Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez dijo en Roma que la comunidad internacional podría "dar aliento" al diálogo en Venezuela pero afirmó que "sería muy importante" que se abstuviera de intervenir en asuntos internos.


ministro de Asuntos Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez

“La comunidad internacional podría alentar ese proceso de diálogo y sería muy importante que se abstuviera de cualquier intervención o injerencia de los asuntos internos venezolano”, opinó el canciller en rueda de prensa tras reunirse en Roma con su homólogo italiano, Angelino Alfano.

Se mostró “convencido de que los venezolanos están en capacidad de encontrar solución a la situación creada a través del diálogo, tal como el presidente Nicolás Maduro ha invocado reiteradamente”.

Rodríguez señaló que desde La Habana se sigue “con atención” la situación en Venezuela, nación con la que, subrayó, Cuba “sostiene relaciones muy estrechas”, y expresó su “total solidaridad” ante lo que ocurre en el país.

Manifestó su deseo de que “ocurra lo mismo” con otros países de Latinoamérica y del Caribe, los cuales no citó, que al igual que Venezuela “sufren también circunstancias complejas o situaciones complicadas en sus sistemas políticos”.

En relación con ello, el jefe de la diplomacia cubana se refirió a la “Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz”, firmada en enero de 2014 en La Habana por los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (Celac).

“Es un documento breve que refleja no solo el respeto de los propósitos de la carta de Naciones Unidas y derecho internacional, sino también la propia visión latinoamericana y caribeña en relación de cómo tratarnos entre naciones y cómo deseamos que estas sean tratadas por los países del planeta”, recordó.

Por otra parte, agradeció “el aliento” de la Unión Europea al proceso de paz de Colombia, cuyas negociaciones se celebraron en la capital cubana. EFE