El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del atentado perpetrado por un suicida en las proximidades del cuartel general de la Policía en la ciudad de Quetta, en el oeste de Pakistán, que causó, según el EI, 15 muertos.


En un comunicado publicado por la red de mensajería Telegram, cuya autenticidad no pudo ser comprobada, el EI identificó al autor del ataque como Abu Ozman al Jarasani.

Según el grupo terrorista, el individuo se hizo explotar con un cinturón que llevaba adosado a su cuerpo en el cuartel de la ciudad de Quetta, que causó la muerte de 15 personas y un total de 15 resultaron heridas.

Sin embargo, un portavoz policial de ese mismo cuartel, Abdul Wali, indicó a Efe que al menos nueve personas murieron, entre ellas cuatro policías, y otras 18 resultaron heridas en el atentado con bomba.

La explosión se produjo a las 08.43, hora local (03.43 GMT), en el área de Gulistan, cerca de la oficina del inspector general de la Policía y de un puesto de control, en una zona de alta seguridad, señaló.

Quetta es una de las localidades más conflictivas de Pakistán y ha sido escenario de graves atentados insurgentes, como el que tuvo lugar en octubre contra una academia de Policía que causó la muerte a 62 cadetes y un capitán.

Pakistán lanzó en febrero un operativo militar en todo el país contra los insurgentes, bautizada como operación Radd-ul-Fasaad (Eliminación de la discordia). EFE