img_14499
Descargar el Audio

La legislación portuguesa sobre vientres de alquiler limitará el contacto de la madre gestante con el bebé al "mínimo indispensable" tras su nacimiento y privilegiará la relación con la madre genética. El doctor Pedro Pablo Guanes dijo que en Paraguay sería invíable la aceptación de esta práctica ya que nuestras leyes reconocen a la madre como la persona que pare al bebé.