Esa fue la respuesta de Oscar Acosta al pedido de prisión para él y su esposa que hizo el presidente Horacio Cartes este viernes en Minga Guazú. Hablo de "neodictadura" y advirtió que se está ante "un proceso grave de copamiento del Estado". Dijo que no van a dejar el territorio paraguayo y que esperan a los fiscales en sus lugares de trabajo. "La ciudadania sabe lo que esta ocurriendo" afirmó.