El presidente estadounidense aseguró que el arsenal nuclear de EEUU es "más poderoso y fuerte que nunca antes". Esto pasa un día después de que emitiera una dura amenaza a Corea del Norte en la que prometió "fuego y furia" si mantiene sus provocaciones.


En unas declaraciones en Twitter, Trump aseguró: “Mi primera orden como presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Ahora es más poderoso y fuerte que nunca antes”.

Esas declaraciones se suman a la advertencia lanzada ayer contra el régimen de norcoreano, al que indicó que si continúa sus amenazas “se va a encontrar con fuego y furia y un poderío que el mundo no visto nunca antes”.

Las declaraciones de ayer, que se dieron el mismo día que la prensa estadounidense reveló que la inteligencia del país considera que Corea del Norte construyó una ojiva nuclear viable, fueron recibidas con preocupación por políticos demócratas y republicanos.

Trump añadió en Twitter: “Esperemos que nunca tengamos que usar este poder (nuclear), pero nunca ha habido un momento en que no hayamos sido la nación más poderosa del mundo”.

Esta advertencia, que se suma a la de Corea del Norte -que dijo que no dudará en utilizar la “fuerza nuclear”- se dan el día en que Nagasaki, la segunda ciudad japonesa atacada en 1945 con bombas atómicas, marca el 72º aniversario de aquella tragedia.

Según informaciones obtenidas por medios estadounidenses, la comunidad de inteligencia nacional considera que Corea del Norte conseguió miniaturizar material nuclear lo suficiente para que sea transportado en un misil intercontinental, probado con éxito por el régimen de Kim Jong-un el mes pasado.

Además, Estados Unidos calcula que el régimen comunista norcoreano podría disponer de unas 60 armas nucleares, por encima de estimaciones anteriores.

Esa situación lleva a Corea del Norte a una fase de su desarrollo nuclear no alcanzada hasta ahora y pone a Washington ante la tesitura de cómo evitar una escalada y mayor proliferación nuclear en Asia y el resto del mundo. EFE