El oficialismo de Argentina celebró su triunfo a nivel nacional en las primarias legislativas de ayer domingo, pero obtuvo un reñido resultado en su contienda con la expresidenta Cristina Fernández en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país.


De acuerdo con el escrutinio provisional, de los 24 distritos electorales que tiene el país, el frente gubernamental Cambiemos se impuso en la mitad de ellos, incluidos los cinco mayores por cantidad de electores, lo que posiciona al oficialismo con una buena base de cara a las legislativas del 22 de octubre.

Sin embargo, la diferencia favorable que ostentaba a poco de comenzar el escrutinio provisional en la provincia de Buenos Aires, con el paso de las horas se redujo hasta prácticamente una paridad.

Contabilizado el 95,22 % de las mesas en la provincia de Buenos Aires -que concentra el 37 % de los votos de todo el país-, en la categoría senadores Cambiemos obtenía el 34,21 % de los votos y Unidad Ciudadana, liderada por Cristina Fernández, el 34,10 %.

“Yo estoy muy contento y agradecido porque una mayoría de argentinos, no solo en la provincia de Buenos Aires sino en todo el país, hayan votado defendiendo esta justa intención de mejorar, de crecer, de no resignarnos más”, dijo el presidente Mauricio Macri en una rueda de prensa.

A la espera de reducir la brecha con el oficialismo, Fernández se demoró casi siete horas una vez iniciado el escrutinio para presentarse ante sus seguidores.

La exmandataria dijo que Unidad Ciudadana ganó, afirmó que es un “bochorno” y una “ofensa a la democracia” lo que ha sucedido con la demora del recuento y acusó al Gobierno de montar un “show” para salir por la televisión en horario central a festejar una ventaja de Cambiemos. EFE

Compartí: