Descargar el Audio

El embajador de Argentina en Paraguay (que culmina su gestión éste sábado) visitó 'El Salón' y explicó los motivos de su salida. Halagó a Asunción por su aniversario ya que fue la ciudad que lo acogió en su estadía en el país.


Su gestión: “Fue un periodo corto y breve pero intenso. Hemos avanzado en temas polémicos como Yacyretá, en el que todavía falta la aprobación de los congresos.

La labor un diplomático: “Cómo unimos a nuestros pueblos. Un embajador no tiene libertad de acción en la medida a que tiene que respetar la voluntad de su país. Eso implica límites, uno no tiene que dejarse llevar por sus sentimientos”.

La razón de su salida: “Los diplomáticos estamos siempre a la desición que tomen las autoridades de nuestros países. En cualquier momento el presidente puede tomar la desición de cambiar el ambajador y mandar otro. Eso no requiere ninguna justificación en particular, en mi caso son razones políticas”.

Fronteras: “Pusimos luz en la frontera. Creo que hace muchos años no se hablaba de ésto entre Paraguay y Argentina. Son 1700 km que no se tienen que ver como límite internacional  sino como una oportunidad para la gente de ambos lados de los ríos”.

“Se está mejorando un poco el paso de Clorinda y Puerto Falcón. La primera vez que pasé no dudé en decir que era una vergüenza. Los paraguayos y argentinos no lo merecemos”.

“Yo veo avances en la lucha contra el narcotráfico y en la incautación de drogas. No nos tenemos que dejar estar y cortar un proceso. La seguridad es un tema muy importante para la Argentina”.

Entre sus logros de su gestión citó el hecho de abrir la embajada al pueblo paraguayo. “La embajada es un lugar de encuentro que no tiene que ceñirse a la relación bilateral”.

Compartí: