El Banco República Oriental del Uruguay (Brou) anunció que cerrará las cuentas vinculadas a las farmacias que venden marihuana en el país suramericano.


Esta decisión se debe a que tener como clientes a estas farmacias “dejaría expuestos” a los bancos que funcionan bajo la normativa federal de Estados Unidos, donde no es lícito vender marihuana.

“Esto provocaría el aislamiento financiero del Brou, y de sus clientes, impidiéndole realizar cualquier tipo de operación con contraparte internacional. Quedarían inhabilitadas, por ejemplo, la realización de transferencias, operaciones de comercio exterior, y la compra y venta de valores en el exterior”, dijo al rotativo el presidente del Brou, Jorge Polgar.

En este sentido, el expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) manifestó hoy a la prensa no poder creer que el sistema financiero trabaje “a favor del narcotráfico” y que no pueda haber una solución.

Asimismo, consideró que parecería haber una intención del sistema bancario de boicotear el proyecto de regulación y control de marihuana que lleva adelante el Estado uruguayo.

“Si no pueden encontrar una solución que se vayan y que venga gente que tiene capacidad de encontrar una salida”, sentenció el exmandatario.

El presidente del Banco Central del Uruguay, Mario Bergara, comunicó al Centro de Farmacias del Uruguay que para que este asunto pueda solucionarse y el sistema bancario uruguayo acepte el dinero proveniente de la marihuana Estados Unidos debe aprobar una ley que habilite a los bancos a trabajar con el dinero del cannabis.

A fines de abril el congresista estadounidense Ed Perlmutter presentó un proyecto denominado “SAFE Banking Act” en el que se busca permitir a los bancos tener cuentas de empresas relacionadas con la marihuana, detalló también el rotativo.

Desde el pasado 19 de julio 16 farmacias de 11 de los 19 departamentos (provincias) de Uruguay venden marihuana legal en base a la ley aprobada en diciembre de 2013, bajo el Gobierno de José Mujica (2010-2015) para el control y regulación de la compraventa de la sustancia. EFE

Compartí: