“Trama” es el concepto que usa el sociólogo español Ruben Juste para explicar las relaciones entre el poder político y económico en su país. “Todo el mundo intuye que el poder está muy concentrado o que hay muchas conexiones entre el poder político y el económico. Lo que hago yo es ponerle rostro, nombres y aportar datos para que se vea hasta qué punto llegan esas conexiones”. Viaje  a Villarrica para conocer a las personas involucrados en este conflicto político/judicial a veces con características de reality show que tiene un millonario negocio como trasfondo.


Por José María Quevedo

La Gobernación de Guairá tiene dos gobernadores; uno elegido por el voto popular en 2013, Rodolfo Friedmann y otro nombrado por la Junta Departamental en marzo de 2017, Oscar Chávez.

Desde el nombramiento de este último, los dos gobernadores y sus adherentes pelean en todos los frentes por el cargo.

La interna colorada “nacionalizó” la disputa y puso en el tapete el trasfondo de la pelea: la explotación/apropiación del oro de Paso Yobái.

I

Viernes 18 de agosto 2017. Villarrica. La Junta que reconoce a Friedmann como gobernador sesiona en la sede departamental. La  que responde a Chávez/Pipo Alfonso/Cándido Aguilera/Horacio Cartes, nadie sabe.

Me subo a la moto de un cronista local y le pido que me ponga al tanto de la situación. No sé si es por su enorme capacidad de síntesis o por la complejidad del asunto, pero mi circunstancial compañero de viaje me lo resume así:

“No sabemos quién es el gobernador”.

Los concejales van llegando. Me presento a la jefa de prensa de Friedmann y le cuento lo que quiero hacer. “Voy a preguntarle al gobernador, esperáme acá” me dice. Por supuesto, la sigo.

Camisa blanca, jean, zapatos y pelo prolijamente peinado hacia atrás, avanza hacia nosotros uno de los dos gobernadores que tiene el Guairá. Lo guía la secretaria de la Mujer, Ana Brítez y lo siguen de cerca su guardia personal (un robusto exantimotines que más tarde me contará cómo es proteger a una persona que recibe amenazas a diario) y varios secretarios.

Entramos a un amplio salón en el que unas 30 mujeres hacen cadena de oración.

DSC_0221
Las emprendedoras de Félix Paiva rezan. En el fondo Friedmann revisa su celular.

“Rezan por una solución” me dice Félix, un colaborador ‘todoterreno’ que hasta hace pocos meses trabajaba en la Defensoría del Pueblo y que fue despedido por apoyar a Friedmann.

DSC_0233
Friedmann conversa con una de las emprendedoras. La secretaria de la Mujer los observa.

“Son mujeres de Félix Pérez Cardozo que tienen un proyecto de plantas medicinales. Quieren instalar una fábrica de hielo con medicamentos” me explica Ana.

Las mujeres le piden a Dios y al gobernador que el proyecto salga.

Mientras las emprendedoras rezan, Friedman revisa su celular sentado en un extremo del salón.

DSC_0217
Friedmann revisa su celular en un extremo del auditorio.

Terminada la cadena las saludara una a una. Todas le dirán lo mismo: “Fuerza gobernador”.

DSC_0230
Las emprendedoras saludan al gobernador.

II

Friedmann vuelve al despacho, se sienta detrás de su escritorio y enciende un cigarrillo. No es el primero ni será el último de otra larga jornada de vigilia.

El gobernador le explica al corresponsal de ABC Color en Oviedo porqué rechazó la invitación a una audiencia que le hizo llegar Horacio Cartes a través de su secretario Arnaldo Franco.

DSC_0235
Entrevista con el corresponsal de ABC.

Cree que en un contexto “de desinformación permanente” reunirse con el presidente en el marco de una gira política “podría malinterpretarse”.

-¿Era una cama? -le pregunto.

Sí-me responde.

Dice que seguramente querían dejarlo mal parado ante Marito Abdo y que no le cerraba tampoco que Cartes quisiera tener a dos gobernadores afines como testigos.

“Podían salir y decir lo que quisieran de lo que se habló”.

Reconoce que lo pensó y qué es la primera vez que se comunican con él desde que empezó la crisis.

El otro tema es la inasistencia de los ‘oficialistas’ a la sesión de la Junta de esta mañana.

“La Gobernación está abierta para todos. No soy un bárbaro ni un golpista”.

El corresponsal le pregunta cuánto tiene que ver el negocio del oro de Paso Yobái con la crisis. Friedmann reconoce que es “un componente importante” pero aclara:

“Yo no soy socio de nadie. Acompaño el reclamo de los mineros, legítimos propietarios del oro. El gobierno quiere secuestrar una explotación de mil socios y quiere eliminarme política y físicamente”.

La entrevista termina y Friedmann nos muestra un documento. Es la copia de su supuesta renuncia. “¿Ven? No tiene sello de entrada”.

Suena el celular y atiende. Es la productora de Jorge Torres.

DSC_0245
Friedmann conversa con el periodista Jorge Torres.

“Buenos días para vos y tu audiencia” saluda y le cuenta porqué decidió rechazar la invitación de HC. También le adelanta que piensa renunciar a su cargo antes de las internas.

A la izquierda tiene tres pilas de papeles prolijamente colocados. A la derecha un termo blanco y verde con la calco de Marito, el mate y una dasani sin gas. Enfrente el cenicero y un paquete de Kent 20 azul al que cada vez le queda menos.

Parece que el periodista de Grupo Cartes también quiere saber qué papel juega el oro de Paso Yobai en esta trama.

“El oro mueve dos millones de dólares por semana. El 70% sale de la tierra de Albino (Neukinsinger)”.

Corta con Torres y nos pide permiso para reunirse con uno de sus abogado. La conversación con Gustavo Battaglia no dura más de cinco minutos. Sale y nos invita a sentarnos.

Extiende unos papeles sobre el escritorio y pide que razonemos con él; paso por paso, medida por medida, resolución por resolución. Me pierdo en la maraña legal pero finjo que entiendo. Creo que lo mismo le pasa al corresponsal de ABC que aparenta seguir atentamente el razonamiento de Friedmann.

DSC_0255
Friedmann muestra la supuesta renuncia que originó todo el conflicto.

Al parecer la historia es más o menos así: mediante dos resoluciones “exprés” la Junta  Departamental aceptó su renuncia y nombró al concejal Oscar Chávez como gobernador. Friedmann recurrió a la justicia que a través de una cautelar dejó en suspenso esas resoluciones y lo repuso en el cargo. Otra vez en funciones, el gobernador convocó a la Junta que sesionó de manera extraordinaria y anuló las disposiciones.

Todo fue bien hasta el 11 de agosto, cuando el TSJE rechazó una demanda contra las resoluciones “exprés” presentadas en su momento, los cascos azules rodearon la Gobernación y Chávez y su grupo ingresaron y tomaron posesión del cargo.

El sábado 12 de agosto y apoyándose en la sesión “extra” de la Junta Departamental del 24 de mayo en que se anularon las resoluciones sobre su supuesta renuncia, Fridmann y su equipo intentaron entrar la Gobernación. Los antimotines se lo impidieron.

El lunes 14 de agosto volvieron a intentarlo, esta vez con éxito.

Momento de atender a Telefuturo.

Desde la ventana del despacho se ve la Plaza de la Libertad. No hay guardias y la ciudad se mueve lenta, ajena a lo que sucede en la Gobernación. Suenan las campanas de la iglesia.

Tres mujeres se acercan para plantearle algo que tiene que ver con la gente que lo apoya y permanece cuidando el edificio.

Friedmann les pide que la guardia sea de noche, no de día.

Analiza la situación con otros dos asesores; Rodney Paiva y Juan Ángel González.

Los abogados se retiran y llama a María, su jefa de prensa. Le pide hacer un “en vivo”. Quiere recorrer la Gobernación para que la gente vea que todo funciona normalmente.

DSC_0286
Friedmann recorre la Gobernación y lo transmite en vivo por las redes.

Pasamos por los departamentos de Educación, Contrataciones y otras dependencias. Salimos al patio trasero donde recibe el apoyo del concejal José Farías. “Es liberal” le dice a sus seguidores mientras le estrecha la mano.

DSC_0273
Friedmann: Gobierno en vivo.

III

El oficial inspector Edgar Rolón tiene 34 años y un prolífico pasado como antimotines. Mientras estuvo en la Especializada despejó rutas, participó de desalojos y se enfrentó a los barras de diferentes clubes.

Hoy cuida al gobernador y su familia.

El lunes vivió lo que quizás fue el momento más tenso desde que está con Friedmann. Fue cuando el jefe departamental y sus adherentes decidieron “retomar” la Gobernación.

DSC_0289
De frente, Édgar Rolón, guardia personal del gobernador.

“No pensábamos entrar. Lo agarré del brazo y le dije que no se suelte”. Edgar me dice que si los antimotines hubiesen querido, no entraban y me explica por qué.

“Un antimotines vale por diez personas. Con tu casco, tu chaleco, tu escudo, tu tonfa, tu rodillera, te sentís un ‘súperhombre’, capaz de contener cualquier turba”.

Elogia la actitud de sus excompañeros y me pide permiso para atender el teléfono.

IV

Hebelyn Aguirre Lisboa es rubia, alta y muy atractiva. No hace mucho pasó los cuarenta y está orgullosa de la familia que formó junto a Fabián, un argentino que vino a Villarrica a estudiar, la conoció y se quedó para siempre. Uno de sus dos hijos varones juega en Guaireña, el equipo del departamento que pelea por ascender a primera, pero la luz de sus ojos es Nassira, un princesita de 11 años que adora bailar.

Hebelyn conoce a “Rodolfito” de toda la vida.

Me parece la indicado para empezar a conocer el papel que juega Marly Figueredo en esta trama.

“Tiene muchas agallas y mucho mundo, los huevos que le faltan a cualquier hombre.”

La secretaria de Cultura reconoce que en una sociedad que tiene al apellido, la tradición y el matrimonio como pilares, el casamiento de Rodolfo con la modelo no cayó del todo bien, pero asegura que con el correr de los días y sobre todo por la firmeza con que defendió a su marido, Marly se ganó el apoyo y el respeto de todos los guaireños.

Me cuenta también que los hoy enemigos del Friedman bailaron, comieron, bebieron y se divirtieron en el casamiento más costoso de la historia de la ciudad, me dice que el equipo de HC se sobrepaso y que Oscar Chávez es quien controla el negocio del oro en Paso Yobai.

Me muestra las fotos de su familia y sale disparada hacia la universidad donde da clases. Buen momento para hablar con Félix Careaga Roa alias “Felixito”, delegado en la Defensoría del Pueblo durante 14 años y despedido por oponerse al nombramiento de Chávez.

La historia es así: cuando estalló el conflicto en la municipalidad lo llamaron para advertirle que no se metiera pero Félix no hizo caso, se metió y lo echaron. Friedmann lo incorporó a la Gobernación en mayo.

Es él quien me hace un resumen de lo acontecido el último fin de semana.

“Aunque había rumores de algún disparate, Rodolfo viajó a Ciudad del Este. Yo me fui a mi casa con la idea de ducharme y salir a dar una vuelta, pero el cansancio me pudo y me quedé dormido. Me desperté a eso de las cuatro de la mañana, mire el teléfono y tenía más de 2.500 mensajes. Llame a uno de los compañeros y me contó lo que pasaba. ‘Venite, estamos en la casa de Rodolfo’ me dijo y salí inmediatamente para allá”

Dice que el sábado por la noche, los “oficialistas” festejaron su “éxito” con bocaditos en la sede gubernamental. La alegría les duraría poco…

V

Después de una mañana completa con el gobernador y su gente, es tiempo de contactar con los “oficialistas” como llaman acá a los que sostienen que Friedman ya no es gobernador.

La persona que me pasa los números me advierte que no responden las llamadas, cosa que confirmo al intentar comunicarme con el concejal/gobernador Oscar Chávez y la concejala Gloria Santos. Opto por mandarles un WhatsApp. Chávez ni lo mira y Santos me deja en visto. Son casi las dos de la tarde.

A las 15 y 30 la concejala ‘oficialista’ responde. “Buenas tardes Sr Quevedo, con mil gusto lo atiendo”

No es un día fácil para la decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNVES; un meme con la foto de toda su familia y los salarios que supuestamente cada uno percibe recorre los celulares de los villarriqueños.

Gloria sale a recibirme. Amplia sonrisa, me invita pasar. “Esta es una casa de puertas abiertas” me dice.

En una improvisada oficina, su marido y sus hijas sacan cuentas y llenan planillas Excel. “Liquidan sueldos” me dirá después.

DSC_0305
Esteban Torres exgobernador, actual concejal y marido de Gloria Santos.

Así como para Friedman la cosa es más política que judicial, para Gloria es más judicial que política.

Y me lo explica.

Le pregunto por el matrimonio de Friedmann con Marly Figueredo y como se lo tomaron los villarriqueños.

“El casamiento fue una bofetada para el pueblo” me dice.

Sin levantar la vista de las cuentas, Esteban Torres, exgobernador, actual concejal y marido de Gloria, decide intervenir para aportar un dato: “Gastó 700 mil dólares y contrató tres orquestas”, un gesto de opulencia que asegura nadie le perdonó, ni siquiera aquellos que disfrutaron de la fiesta.

Gloria sostiene que los guaireños “no lo apoyan” y que tuvo que recurrir a gente de Caaguazú traída por ‘Beto’ Ovelar para “retomar” la gobernación.

“Le conviene hacerse la víctima y que la modelo (o sea Marly) lo defienda. Lo suyo es la farándula y el Baila”.

Le planteo si no les hizo ruido que el gobernador mandara a un desconocido a entregar su renuncia estando de luna de miel y porqué actuaron con tanta celeridad ante una circunstancia tan extraña.

La concejala opta por minimizar la cuestión. “Puede ser, pero todos aceptaron, hasta los concejales de su equipo. Fue una sumatoria de cosas”.

Entre esas “cosas” menciona un supuesto “destrato” hacia los concejales y sus constantes ausencias. “Se la pasaba viajando”.

Pero para el matrimonio, la causa principal por la que los concejales aceptaron con tanta premura la supuesta renuncia fue la corrupción que aseguran caracteriza a la gestión Friedmann. Y para corroborarlo, me muestran el registro de las obras otorgadas a la empresa del hoy candidato a diputado número uno por Colorado Añetete, Ever Noguera, amigo y supuesto “socio” del gobernador.

DSC_0309
El predio del Club Nobel en el que la Gobernación debía invertir 200 millones de guaraníes.

Les consulto por la relación de Friedmann con el negocio del oro y se limitan a darme dos nombre: Marcos Rehnfeld y Juan José Unger.

VI

Son las cinco de la tarde. Rodolfo y Marly están en el despacho. Me piden que espere un ratito. Puedo escuchar la voz de la esposa del gobernador explicando el motivo de su ausencia en el Baila Conmigo Paraguay.

De repente, se abre la puerta y aparece: vestido negro hasta la rodilla con flores naranja, amplio escote y zapatos azul petróleo; la mujer del gobernador camina de un lado a otro por la antesala del despacho celular en mano.

“Tengo problemas más grandes que discutir por un reemplazo” les dice a los conductores de alguno de los muchos programas faranduleros que siguen el show que se emite por Telefuturo y que la tiene como una de sus figuras. Parece que la cosa es contra Vivi Figueredo y Clari Arias…

En la sala de reuniones, un seguidor de Fridmann despotrica contra la familia Torres a través de las redes.

Uno de los secretarios trae la merienda. Cocido y chipita. Minutos después me invitan a pasar. Friedmann parece más distendido. Cambió la camisa blanca por una remera y los zapatos de oficina por otros más cómodos. Les hago unas fotos y me dispongo a entrevistar a Marly.

DSC_0317
Chipa y cocido, la merienda de Friedmann, Marly y la jefa de prensa.

Me dice que cuando se casó su idea era dejar las dietas y el entrenamiento, instalarse en Villarica, dedicarse a sus hijos, los estudios y mantener algún trabajo en la tele como distracción. Como todos sabemos, todo fue distinto.

Le pregunto por el momento exacto en que se enteraron de la renuncia y me lo cuenta.

También me muestra el lugar donde duermen mientras hacen vigilia en la Gobernación.

Hora de entrevistar al gobernador. Nos acomodamos en los sillones a metros de su escritorio y empezamos.

¿Cuál es el origen del conflicto?

Entre las cosas más duras que Friedmann me dijo esta la supuesta advertencia que le hizo ‘Pipo’ Alfonso en Mburuvicha Roga para que no se metiera en nada que tuviera que ver con el negocio del oro y la denuncia sobre un supuesto pedido de coima por parte del entorno de HC a un grupo de empresarios italianos que pretendía explotar las 500 hectáreas que el gobierno por decreto le quitó a Minas Paraguay en Paso Yobái.

Queda claro que a estas alturas es muy difícil que las partes enfrentadas lleguen a un acuerdo. “Ya todos tomaron partido” me dice una persona que conoce como nadie la trama y los personajes que involucra.

Es a él a quien le pido una conclusión. Hace un silencio, clava por un par de segundo su mirada en alguna parte, gira la cabeza, me mira y dice.

“José, son todos bandidos”.

¿Será?

Compartí: