Emmanuel Macron, explicó que ese grupo contaría con la participación de "todos los miembros permanentes" del Consejo de Seguridad de la ONU y con "el conjunto de las partes" implicadas.



Para Macron, el formato de Astana impulsado por Rusia, Irán y Turquía “puede ser útil”, pero “no basta”, dado que las negociaciones de Ginebra bajo mediación de la ONU, las únicas centradas en el aspecto político, no logran avances.

Por ello, apostó por que la comunidad internacional se dote de medios, empezando por ese “grupo de contacto”, para desbloquear esas negociaciones, porque “la solución será política y no militar”.

En una conferencia de prensa, Macron dijo que sus objetivos para Siria son preservar las fronteras del Estado y su integridad, lograr una estabilidad política con una transición y erradicar el terrorismo.

El presidente francés consideró que el presidente sirio, Bachar al Asad, es “un criminal” que deberá ser juzgado por la Justicia internacional, pero dijo que no pone su salida como condición previa por “pragmatismo”.

“Hicimos su destitución imprescindible desde el principio de la crisis sin ningún resultado”, recordó sobre la postura de Francia. EFE

Compartí: