Una fiscal pidió que el médico cirujano quien el año pasado mató de cuatro balazos a un ladrón vaya a un juicio oral, el cual se defendió alegando que fue en legítima defensa. Es acusado de homicidio agravado por el que podría ser condenado a una pena de hasta 25 años de cárcel, informaron hoy fuentes judiciales.


El hecho ocurrió en Loma Hermosa en el partido de San Martín noroeste del Conurbano. Se trata del episodio protagonizado por Lino Darío Villar Cataldo (62), de nacionalidad paraguaya que el año pasado reavivó el debate en torno a la legítima defensa, junto a otro caso, el del carnicero Daniel “Billy” Oyarzún (37), ocurrido en la ciudad de Zárate.

El caso tuvo el año pasado una enorme repercusión en todo el país. En San Martín hubo marchas de familiares en reclamo de justicia a favor del delincuente fallecido y amenazas al doctor, quien tuvo que irse del barrio luego del episodio y reapareció días después en distintas entrevistas televisivas.

Ante la Justicia y la prensa Villar Cataldo siempre se mostró arrepentido, pero aseguró que tuvo que dispararle al ladrón, Ricardo Alberto “Nunu” Krabler (24), porque corría peligro su vida. Sin embargo, la fiscal de San Martín a cargo de la causa, Diana Mayko, nunca le creyó: “Cuando decidió disparar contra Krabler ya no estaba en riesgo su vida, sino sólo el derecho de propiedad que tenía respecto de un automóvil asegurado.

Su conducta entonces devino desmedida, puesto que en su afán de retener su automóvil ha afectado el bien jurídico de más valor, es decir la vida”, señaló la fiscal a la agencia Télam. “No resulta necesario ni racional ultimar al ladrón para recuperar el botín”, concluyó Mayko en su dictamen.

Fuente: Clarín

Compartí: