La policía y la Guardia Civil han actuado en varios colegios electorales que intentaban abrir sus puertas para que se celebrara el referéndum ilegal convocado por el Gobierno de Carles Puigdemont, suspendido por el Tribunal Constitucional.


Pese a la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dada a los Mossos para que desalojaran colegios e impidieran su apertura, los agentes de la policía autonómica se han limitado, en la mayoría de los casos, a patrullar alrededor de los centros. Poco antes de las nueve de la mañana, hora de apertura de los colegios, la policía ha cargado con los activistas apostados a las puertas de los colegios.

Las cargas policiales han dejado  este domingo 337 personas heridas o contusionadas, según datos difundidos por la Generalitat a las 14.18. Los incidentes también han provocado que varios agentes fueran agredidos. En total, nueve agentes de la Policía Nacional y otros dos de la Guardia Civil han resultado heridos hasta el momento este domingo al tratar de acceder a los colegios electorales para requisar las urnas.

cataluña
Carga de la Guardia Civil en Sant Julia.

Como antecedente, Un portavoz de la policía ha admitido el uso de pelotas de goma en la calle Sardenya, un elemento antidisturbios que está prohibido en Cataluña desde mayor de 2014 después a consecuencia de que Ester Quintana perdiese un ojo tras recibir el impacto de una de estas pelotas tras la manifestación celebrada en Barcelona el 14 de noviembre de 2012.

Uno de los centros en los que ha irrumpido la Guardia Civil ha sido el de Sant Julià de Ramis (Girona), donde estaba previsto que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acudiera a las 9.30. La policía ha cargado contra el más de un centenar de  personas que estaban concentradas en el exterior del pabellón intentado impedir la entrada de las fuerzas de seguridad, momento en que los agentes han intervenido y varios de los concentrados han caído al suelo. La policía, que ha sido recibida por quienes estaban dentro cantando Els Segadors, ha accedido al centro tras reventar puertas y ha requisado las dos urnas que había.

Las actuaciones policiales se han dado en varias localidades de toda Cataluña, aunque los principales incidentes se han dado, además de Sant Julià de Ramis, en escuelas de Barcelona como el instituto Ramon Llull; la escuela Mediterrània, en la Barceloneta, o el colegio Prosperitat, en Nou Barris. Los agentes antidisturbios de la Policia Nacional también se han desplegado formando un cordón de seguridad para impedir la entrada al colegio Infant Jesús de Barcelona, centro en el que estába previsto que votara el expresidente Artur Mas. Lo mismo han hecho en el colegio Nostra Llar de Sabadell (Barcelona), donde debía ir la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. El portavoz del Gobierno catalán, Jordi Turull, no ha hecho balance de heridos, aunque ha asegurado que lo hará más tarde.

Fuente: El País

Compartí: