Descargar el Audio

El empresario ganadero habló sobre las amenazas del denominado Ejército del Pueblo Paraguayo. Dijo que se pone “en mano de Dios” y  que no puede ser “esclavo de la extorsión”, ya que el Estado es quien debe proteger. “No puedo andar con una 45 porque no me corresponde”, señaló.


Compartí: