Descargar el Audio

La docente María Inés González denunció que una vez que se supo que había una cabra enferma nadie se ocupó del asunto y que incluso las personas siguieron ordeñando sin guantes y comercializando la leche del animal. "Estamos todos expuestos".


Nota con el estudiante Jesús López

Compartí: