El proyecto de la Costanera Norte y la parte Sur darán una imagen diferente a varios kilómetros de la costa del río Paraguay en el punto central de Asunción. La primera parte habilitada hace años, con sus luces y sombras, ya ayudó a mostrar un rostro diferente a la Capital.


Una caminata de periodistas de la Redacción de www.nanduti.com.py confirmó las denuncias sobre la necesidad de generar mayor protección en la zona. Si no se cuida, el lugar puede ser una tierra de nadie, más aún si vuelve lo que en su momento fue la seguridad, esa falta de orden y de limpieza.

Por de pronto, hay una mayor presencia de funcionarios municipales y de la Policía Nacional. Tal situacion hace que se haya reducido los asaltos, otros tipos de violencia y masificación de vendedores ambulantes, que en suma daban una cara desprolija y abandonada a esa parte de la ciudad.
Es bueno pensar en los beneficioso que dará la segunda parte de la Costanera, y principalmente que se respete el plan de trabajo. Es que en este país cuando pasan los días y no se cumple el cronograma, mayormente las cosas van al opareí.
Insistimos en que se cuide el perímetro de la costa del río Paraguay y se agilicen los trabajo para avanzar hacía el litoral de las zonas bajas. Es la manera también de descongestionar el tránsito asunceno.
Aunque pueda sonar mal, la Policía Nacional tiene que asumir el liderazgo para proteger a todos por igual en la zona. El Ministerio de Obras debe apurar las tareas con sinergía con la Comuna. La Municipalidad, en tanto. debe ser clara en reglamentar la presencia de los vendedores. Hoy por hoy, la Costanera se presenta como un espacio de esparciminto y de encuentro de la sociedad paraguaya. Eso debe cuidarse.

Compartí: