Rafaela Guanes de Laino comparte con Nanduti Digital una anécdota digna de reflexión coincidentemente con un nuevo aniversario de la fundación del Partido Liberal.


“También debo recordar que entre mis contribuciones para el ´oro para la victoria´, doné un precioso reloj de oro que me correspondió a mí y que fuera del mártir de la democracia, Diputado don Juan Machain, donación que hice en honor a su patriotismo y ahora lo menciono para reforzar mi tranquilidad de conciencia, y Dios permita que esta recordación sustituya a ese reloj que hubiera correspondido a mis hijos Rafaela Emilia y Luis Manuel”.

 
Con estas palabras papá nos contó que había donado durante la Guerra del Chaco, el reloj del mártir del asalto al Cuartel de Policía en 1891, diputado Juan Machain, hermano de su madre Rafaela Machain de Guanes, quien había regalado el reloj a su hijo soltero. El reloj le fue entregado por los amigos, cuando Machain cayó bajo las balas.

 
Me halaga como liberal la gran confianza que debió tener papá en el gobierno de la época presidido por el Dr. Eusebio Ayala, para haberse desprendido de una joya de inmenso valor histórico y emotivo para su persona y su partido. Tiempos de honestidad. Los liberales donábamos a la Patria. Los de hoy, en su mayoría……ya sabe el lector.
Nuestro ilustre tío Juan Machaín, cuyo heroísmo canta nuestra hermosa polka “18 de Octubre”, era el único hermano vivo de mi abuela y sus hermanas. Otros dos varones habían muerto en la Guerra de la Triple Alianza. Había recibido sus primeras enseñanzas de su tío el Dr. Facundo Machaín, luego cobardemente asesinado en prisión.

 
“Ya no es posible que dure por más tiempo el estado de cosas creado por la usurpación, la violencia y el fraude. No solo es deber de patriotismo levantarse en armas contra el actual régimen, sino también de humanidad, porque si de un lado la patria corre el riesgo de ser vendida al extranjero, por la insaciable codicia y la venalidad de los gobernantes; de otro, el pueblo sufre horriblemente por la miseria y la ruina a que fue reducido y por las persecuciones de todo género de que ha sido objeto, sin que jamás tanto agravio fuera reparado”.

 
Me apresuro a aclarar que este documento, aunque podría serlo, no es de hoy……. es parte del manifiesto del 18 de Octubre de 1891.

Compartí: