¡Argentina amaneció hoy bien movida! Es que la población acude a las urnas en la fecha para renovar un tercio del Senado y casi la mitad de la Cámara de Diputados. Los comicios se dan en un ambiente caldeado entre el oficialismo y la oposición.


Serán las eleciones en los que el oficialismo confía afianzar los buenos resultados de las primarias y la oposición con la ex presidenta Cristina Fernández al frente busca regresar a la trinchera de la oposición. Será un duelo para alquilar balcones.

Los habilitados a votar son unos 33 millones de personas presentarse en los 14.500 lugares de votación habilitados, donde se desplegarán un total de 90.084 mesas, en una jornada que se prevé tranquila y sin grandes sorpresas.

En las que son las primeras legislativas que se celebran desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, en diciembre de 2015, se elegirán 127 diputados para un periodo de cuatro años y 24 senadores –los correspondientes a 8 provincias del país– para 6 años, según la Agencia Efe.

Aunque se espera que el Gobierno conseguirá aumentar su número de diputados, lo más probable es que la composición del Congreso no cambie de forma significativa y ninguna fuerza política consiga hacerse con la mayoría absoluta, dice EFE.
El oficialismo llega con buenas sensaciones a los comicios tras las primarias del pasado agosto, en las que obtuvo alrededor de un 35 % de los votos a nivel nacional, fortaleciéndose así como la primera minoría del país y logrando vencer, contra todo pronóstico, en territorios históricamente peronistas.

Compartí: