Las elecciones van pasando, pero la agenda sigue en paralelo. Mientras Mauricio Macri habla de reformas, Cristina Kirchner afirma que hay que detenerlas. Ya se habla de nuevos paquetes económicos y tributarios desde el Gobierno.


El presidente Macri aseguró que avanzará en las reformas políticas y económicas, respaldado por el voto popular, a las cuales el kirchnerismo, no obstante, prometió ponerles freno.

“Argentina no tiene que parar ni tener miedo a las reformas, porque reformarse es crecer, evolucionar, progresar, es algo que nos va a generar entusiasmo, alegría, nos va a llevar a vivir mejor y estar más felices”, dijo a toda la prensa.

En tanto, el frente kirchnerista Unidad Ciudadana, que lidera la expresidenta argentina y senadora electa Cristina Fernández, se levantó en contra. Ella prometió frenar las reformas de Macri.

Con victorias para el frente gobernante Cambiemos en 13 de los 24 distritos electorales de Argentina en los primeros comicios que afronta Macri desde su llegada a la Casa Rosada, a finales de 2015, el jefe de Estado sostuvo que está “para ayudar a que todos los argentinos les vaya mejor”, lo “hayan votado o no”.
A partir del 10 de diciembre, cuando se produzca la renovación parcial del Parlamento, Cambiemos se consolidará como primera fuerza de Diputados, con 107 de las 257 bancas de esa cámara, 21 más que las que posee ahora.
En el Senado sumará nueve sillas, con un total de 24 de los 72 escaños, aunque en ninguna de las dos cámaras tendrá mayoría absoluta, por lo que el oficialismo se verá obligado a negociar con los distintos sectores de la oposición.

Compartí: