Los abogados de "Jane Doe", la adolescente que cruzó ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México en septiembre pasado y que, en ese momento, supo que estaba embarazada, anunciaron que pudo abortar la mañana de este miércoles.


“La justicia prevaleció para “Jane Doe” (llamada así para proteger su identidad). Pero no se equivoquen, los esfuerzos del Gobierno para interferir en las decisiones de las mujeres no se detendrán con Jane”, dijo Brigitte Amiri, abogada principal de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

“Con este caso vimos lo sorprendentemente lejos que puede llegar este gobierno para bloquear los servicios de aborto. No nos detendremos en nuestra lucha hasta que se haga justicia con cada mujer como Jane”, agregó la abogada.

La misma adolescente, de 17 años, emitió una declaración:

“Nadie debería ser culpado por tomar la decisión correcta para uno mismo. No le diría a ninguna otra joven en mi situación lo que debe hacer. Esta decisión es de ella y solo de ella.

“He esperado más de un mes desde que tomé mi decisión. Ha sido muy difícil esperar en el refugio las noticias de los jueces en Washington de que me dan permiso para proceder con mi decisión. Estoy agradecida por esto y le pido al Gobierno que lo acepte. Por favor, dejen de retrasar mi decisión por más tiempo.

“Mis abogados me dijeron que muchas personas en todo el país han llamado y escrito para apoyarme. Estoy conmovida por esta muestra de cariño de la gente que tal vez nunca conozca y de un país que acabo de conocer. A todos ustedes: Gracias.

“Esta es mi vida, mi decisión. Quiero un futuro mejor. Quiero justicia”.