Ya el camino está libre para la competencia electoral. Al menos, para las internas partidarias todo está encaminado. Luego vendrán las generales. La pregunta es, ¿hay calidad de los candidatos para garantizar la eficiencia en la administración pública?


 

Buena parte del futuro de la población paraguaya pasa por la gestión de los gobernantes. Los procesos económicos y sociales, las relaciones instituciones y la vida misma entre los ciudadanos y los gobernantes se consolidan cuando hay madurez y eficiencia en la administración pública.

¿Los candidatos que pugna por la administración pública están en condiciones de dar esa garantía de eficiencia?. La transformación de la sociedad pasa por la sinergia entre los sectores públicos y privados, por esa mano comprometida de la sociedad privada y mucho, mucho, por la honestidad de quienes manejan dinero público.
Ñanduti Digital considera, al igual que la mayoría de la población, que tiene haber una mayor consolidación del espacio de libertad, eficiencia de la democracia y de una cultura más descentralizadora, donde mucho tiene que ver la calidad de gestión de las personas que ocupan altos cargos.
Los diversos gobiernos que se sucedieron encontraron obstáculos para enfrentar contextos complejos, inciertos en otros casos y a veces incoherentes. En medio de dichas realidades, un porcentaje de la culpa estuvo en la ineficiencia y la corrupción de los mismos electos. Ante la dura verdad, cabe preguntar si hay conciencia plena de la validez de las eleciones para encarar más calidad en la gestión pública.