Las autoridades italianas investigan el robo de unas reliquias con sangre del papa san Juan Pablo II que fueron robadas del santuario de la localidad de Montecastello (norte de Italia), confirmaron fuentes de este templo.


Las reliquias fueron robadas junto a fragmentos de hueso del beato Jerzy Popieluszko, presbítero polaco asesinado en 1984, situadas en el altar mayor.

El suceso ocurrió la pasada semana aunque la noticia fue comunicada y según las primeras sospechas, los ladrones se hicieron pasar por turistas y robaron las reliquias poco antes del horario de cierre de este santuario situado en las inmediaciones del lago de Garda, en la provincia de Brescia.

El párroco del santuario, Giuseppe Mattanza, ha calificado el suceso de “acto muy serio” y pedió a los ladrones que devuelvan lo robado aunque sea de forma anónima, según los diarios locales.

Las reliquias de san Juan Pablo II y del Jerzy Popieluszko fueron donadas al santuario en 2014 por el cardenal de Cracovia Stanislao Dziwisz en una peregrinación parroquial. EFE