Ande promete en la fecha reponer la energía a vasta zonas de Ñeembucú. El corte fue la caída de dos torres de la línea de transmisión de 66.000 voltios de Villalbín-Pilar derribadas debido a los fuertes vientos.


 

Los técnicos de la ANDE viajaron de la capital para reforzar los trabajos en Ñeembucú. Un comunicado de la Administración Nacional de Electricidad señala que debido a la caída de las torres 63 y 64 en la zona de Desmochados quedaron sin el servicio de energía eléctrica Pilar, San Juan de Ñeembucú, Guazú Cuá, parte de Isla Umbú y Tacuaras, todos distritos del departamento de Ñeembucú.
Los funcionarios prometen levantar torres de emergencia, que se espera pueda culminar a últimas horas de hoy. Actualmente grupos generadores de emergencia están siendo puestos en servicio para absorber la carga del 80% de la ciudad de Pilar, priorizando hospitales, centros de salud, empresas proveedoras del servicio de agua potable, entre otras.