Posiblemente sea una crónica repetida, pero es la realidad de Asunción. Con la lluvia, la Capital queda prácticamente inundada. A eso debe agregarse que la fuerte tormenta dejó a buena parte del país con cortes de energía y una agricultura golpeada.


 

Mucha agua está cayendo en todo el territorio nacional. La lluvia y el viento, con granizos en algunas zonas, dejaron varios destrozos en distritos de Itapuá, San Pedro, Caaguazú, Alto Paraná, Concepción y otras regiones del territorio.

En Asunción generó un caos en el tránsito y con vehículos atascados y hasta arrastrados por los raudales. Amén de lo que pasó en la Capital desde distintos puntos del país, los ciudadanos reportaron los embates de la fuerte tormenta.
Desde la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) reconocen que hay zonas sin energía porque salieron de servicios varios alimentadores, y que trabajan para disponer la normalidad.
En medio de la situación, la Dirección de Meteorología mantiene vigente su alerta de tormental eléctricas con vientes fuertes a muy fuertes para vastos sectores de la República.