El Consejo de Ministros español aprobó la disolución del Parlamento catalán y la convocatoria de elecciones en la región de Cataluña para el 21 de diciembre próximo, anunció el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.


El Pte del Gobierno Mariano Rajoy

Se trata de “dar voz” a los catalanes lo antes posible después de la declaración de independencia aprobada por el Parlamento de esa región, añadió Rajoy.

Anunció también el cese de las oficinas de cada uno de ellos, así como de las delegaciones de Cataluña en el exterior, con excepción de la oficina de Bruselas.

Rajoy no especificó cómo se harán operativas estas medidas. Es decir, quién sacará a Charles Puigdemont y a Oriol Junqueras de sus oficinas. Tampoco queda claro cómo hará para evacuar a los legisladores del Parlamento. O a los integrantes de los ministerios.

Pero la jugada sorpresiva del presidente fue llamar a elecciones para casi ya mismo: el 21 de diciembre. Ese es el dato saliente. “Las urnas van a decidir”, es el mensaje.EFE