¡En Paraguay cuesta hacer un viaducto! Sin embargo, China está haciendo un túnel de 1.000 kilómetros, que se convertiría en el más largo del mundo, llevará agua desde el Tíbet hasta el desierto de Taklimakan.


Las agencias internacionales hablan de esta obra de ingeniería, que transportará el agua del río Bramaputra, conocido por su Gran Cañón, hasta el desierto de Taklimakan, que ocupa una superficie de 270.000 kilómetros cuadrados.

 
Una vez construido superará con creces al acueducto subterráneo de Nueva York, actualmente el más largo del mundo, con 137 kilómetros de longitud. En China el túnel que ahora ostenta el récord tiene 85 kilómetros.

 
La meseta del Tíbet impide que la lluvia que trae el monzón desde el océano Índico alcance la localidad Xinjiang, lo que deja un 90% de esa región no acondicionada para la vida humana.