Alemania celebra hoy 500 años de la Reforma Protestante. Se oficiará una Misa en Wittenberg, cuna del protestantismo, a la que asistirá la Canciller Angela Merkel, hija de un pastor luterano.


Germany's Chancellor Angela Merkel attends an official welcoming ceremony outside the State Palace in Ulan Bator October 13, 2011. Merkel is in Ulan Bator on a one-day visit to Mongolia. REUTERS/Carlos Barria (MONGOLIA - Tags: POLITICS)

Por Domingo Laíno, político y presidente de la PEICC

Alemania celebra hoy 500 años de la Reforma Protestante. Se oficiará una Misa en Wittenberg, cuna del protestantismo, a la que asistirá la Canciller Angela Merkel, hija de un pastor luterano.

El 31 de octubre de 1517 el clérigo Martin Lutero, fundador de la Reforma Protestante marcó su ruptura con el Catolicismo.

Martin Lutero (1483 – 1546) fue un gran reformador religioso: en 1517 enfrentó a los predicadores de la Bula de las Indulgencias y en 1520, fue excomulgado por el Papa León X.

Combatió el culto a los santos, la misa y el celibato de los sacerdotes.

Lutero, revolucionario religioso, se enfrentó al tráfico de influencias dispuesto por León X, quien solo deseaba conseguir dinero.  Se opuso a las indulgencias, desdichada y sacrílega burla, pretender perdonar los delitos contra Dios y contra los hombres, a cambio de dinero.

Para muchos en el mundo, Lutero fue el gran profeta que dio el primer golpe demoledor contra una ya vieja institución, “antro de falsedad e idolatría”, en palabras de Thomas Carlyle.

Bendito sea Martín Lutero.

¡Viva su revolución…!