Fue lo mejor de lo mejor. Luego se dejó llevar por la vida y complicó su vida profesional. Hoy, la estrella estadounidense del golf, Tiger Woods, anunció su vuelta a la competición del Hero World Challenge (30 noviembre-3 diciembre), después de nueve meses de ausencia, según dijo el golfista en su página de internet.


 
Woods es ganador de 14 ‘Grandes’ a sus 41 años. No jugaba desde el pasado mes de febrero por culpa de sus recurrentes problemas de espalda. El antiguo rey del golf, operado cuatro veces de la espalda desde 2014, ya se entrena con normalidad de cara al torneo organizado en Bahamas.
“Estoy muy entusiasmado con la idea de volver a la competición en el Hero World Challenge”, declaró Woods en un comunicado. “Es el marco perfecto”, destacó el golfista. El Hero World Challenge reunirá a 18 de los mejores jugadores de la actualidad, entre ellos los actuales N.1 y N.2 Dustin Johnson y Jordan Spieth.
Durante su ausencia, Woods ejerció de capitán adjunto de Estados Unidos en la Presidents Cup en septiembre, pero sobre todo vivió un año complicado por sus frentes judiciales. El 21 de mayo fue encontrado dormido en su coche, con el motor y faros encendidos, siéndole detectadas en sangre moléculas de medicamentos destinados a combatir del dolor. Evitó ir a prisión al declarar su culpabilidad por conducción peligrosa.