Se habla de sus beneficios que trae tomar agua. Hasta se recomienda su consumo para tener la piel más sana y limpia. ¿Será así?. Lo cierto es que el agua representa el 70% del peso, por lo tanto tomándolo se fortalecen las células de la piel, logrando humectarla, limpiarla y mantener su elasticidad.


 

En éste verano, y si sos deportista, tené en cuenta el tema del agua. Pués encima de algunas disquisiciones que se mantienen, algunos especialistas consideran que con la suficiente cantidad de agua, los riñones se encargan de que la grasa que comemos, en vez de ser guardada en el cuerpo, sea usada como energía (o sea, con el tiempo, eliminada).

Hay preparadores físicos que recomiendan tomar agua antes y después de alguna actividad o ejercicio físico para evitar, por ejemplo, calambres. Afirman que el agua lubrica mejor las articulaciones y mejora la resistencia de músculos y ligamentos. También ayuda a mantener los músculos tonificados y ayuda a evitar la flacidez de la piel de la persona que acaba de bajar peso (digamos, no te cuelga más una bolsa de piel abajo del brazo).

Mucho se habla del tema. Se dice que una persona normal necesita dos litros de agua por día, pero la verdad es que la cantidad de agua que uno necesita varía de persona a persona. Lo cierto es que tomar suficiente agua es esencial, pero el consumo en exceso también puede producir problemas en algunas personas.