Descargar el Audio

El arzobispo Edmundo Valenzuela pidió a los católicos colaborar en la recaudación que tiene como objetivo costear los gastos que conllevarán los preparativos para la fiesta en celebración de la beatificación de Chiquitunga por la Iglesia Cátolica en el año 2018.


¿Quién es “Chiquitunga”?

Extraordinaria mujer, natural del Paraguay. Por la iluminada vida piadosa que vivió, fue postulada por la Comunidad de las Carmelitas Descalzas de Asunción para ser beata. En esa trayectoria, el día 27 de marzo del año 2010, el Papa Benedicto XVI la declaró Venerable.

Nació el 12 de enero del año 1925, en la Ciudad de Villarrica, Departamento de Guaira, República del Paraguay; nació María Felicia Guggiari Echeverría, mas conocida como Chiquitunga. Ella fue bautizada el día 28 de febrero de ese año en la Catedral de Villarrica.

En el año 1930, María Felicia inició sus estudios primarios en el Colegio María Auxiliadora de la Ciudad de Villarrica y en 1937 empezó sus estudios secundarios en la Escuela Normal Nº 2 Manuel Gondra de la misma ciudad. En el año 1942 obtuvo el título de Maestra Normal.

En el año 1941 María Felicia tuvo un encuentro provincial con el también Siervo de Dios Padre Julio César Duarte y con el Padre Julio C. Prieto. También en el año 1941 ingresó a la Acción Católica de Villarrica.

En la Catedral de Villarrica recibió la Primera Comunión en el año 1932, y también allí recibió la Confirmación en el año 1945.

En el año 1950 María Felicia se mudó con su familia a la Ciudad de Asunción e ingresó a la Escuela Normal de Profesores Presidente Franco y también a la Acción Católica de Asunción. En abril de ese año tuvo su primer encuentro con Angel Sauá con quien compartió una profunda amistad y el ideal.

En los años 1951 y 1952 enseñó en la Escuela Parroquial de los Redentoristas. En agosto de 1952 tuvo un encuentro en el Hospital Español con la priora de las Carmelistas Descalzas de Asunción, Madre María Margarita del Corazón de Jesús. También en el año 1952 concluyó sus estudios de Profesora Normal.

En mayo del año 1953 María Felicia fue nombrada Delegada Arquidiocesana de Pequeñas de la Acción Católica Paraguaya. En enero del año 1954 empezó sus ejercicios espirituales en los que el Señor le hizo oír claramente su llamado al Carmelo. En febrero del año 1955 ingresó al Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Asunción y, en agosto de ese año, vistió el hábito de Carmelita Descalza con el nombre de María Felicia de Jesús Sacramentado.

En enero del año 1959 María Felicia de Jesús Sacramentado enfermó de una infección en el hígado y fue internada en el Hospital Cruz Blanca. El miércoles santo del año 1959 fue dada de alta y se reintegró a la comunidad. Finalmente, el día 28 de abril del año 1959, tras pedir que le lean el poema de Santa Teresa de Jesús “Muero porque no muero”, se irguió en la cama y exclamó “¡Jesús, te amo! ¡Que dulce encuentro! ¡Virgen María!” y falleció.

El día 28 de abril del año 1993, los restos mortales de María Felicia de Jesús Sacramentado fueron trasladados del Cementerio de la Recoleta a la Capilla de las Carmelitas Descalzas de Asunción y el día 5 de junio del año 1995 la Comunidad de las Carmelitas Descalzas de Asunción inició los trámites para solicitar la beatificación María Felicia de Jesús Sacramentado.

El día 15 de agosto del año 2002, en la Ciudad de San Pedro del Ykuamandyju, nació Ángel Ramón asfixiado, sin ningún síntoma vital. Tras la invocación fervorosa a María Felicia de Jesús Sacramentado, diez minutos después, su corazoncito volvió a latir. Este acontecimiento contribuyó al fortalecimiento del pedido de beatificación de Chiquitunga.

A lo largo de su vida, Chiquitunga realizó muchísimas buenas acciones y ayudó a numerosísimos semejantes; en verdad, fue una santa mujer, de vida limpia y que amó profundamente a Dios. Este escrito fue apenas una brevísima relación de su historia.

Fuente: Portal Guaraní

WhatsApp Image 2017-11-01 at 08.14.58