Seis bombarderos estratégicos rusos Tu-22 y el submarino “Kólpino”, armado con misiles de crucero “Kalibr”, lanzaron un ataque masivo contra posiciones del yihadista Estado Islámico (EI) en las inmediaciones de […]


Submarino ruso Stari Oskol

Seis bombarderos estratégicos rusos Tu-22 y el submarino “Kólpino”, armado con misiles de crucero “Kalibr”, lanzaron un ataque masivo contra posiciones del yihadista Estado Islámico (EI) en las inmediaciones de la localidad siria de Abu Kamal, informó en Moscú el Ministerio de Defensa.

“Un gran grupo de combatientes del EI en Abu Kamal (en la frontera sirio-iraquí) sufrió un golpe demoledor como resultado del ataque masivo, con misiles y aviación”, aseguró a los periodistas el portavoz ministerial, Ígor Konashenkov.

Los misiles “Kalibr” fueron lanzados desde las aguas del Mediterráneo, mientras que los Tu-22 despegaron de una base en Rusia y recorrieron una distancia de cerca de 5.000 kilómetros para participar en la acción militar.

También tomaron parte en el ataque aéreo los bombarderos Su-24 y Su-34, emplazados en la base que tiene la aviación rusa en la provincia siria de Latakia.

Los misiles y bombas rusas, según el general, liquidaron a gran número de terroristas, además de arsenales y puntos de mando de los guerrilleros.

“Esto ha permitido iniciar una ofensiva de las tropas sirias para destruir a los terroristas en su última plaza en el este de Siria”, subrayó Konashenkov.

El Ejército sirio, respaldado por la fuerza aérea de Rusia, desarrolla desde principios de septiembre una ofensiva contra el EI en la provincia de Deir al Zur.

Actualmente, hay enfrentamientos entre el EI y los efectivos gubernamentales sirios en distintas zonas de la provincia.

Las Fuerzas Armadas sirias proclamaron hoy la liberación total de la ciudad de Deir al Zur, capital de la provincia homónima, del yugo del EI.

La urbe de Deir al Zur fue en el pasado el principal bastión de los extremistas en Siria, junto a la localidad de Al Raqa. EFE