¿De expresidente a presidiaria? Aunque ahora tiene el fuero parlamentaria, un tribunal de casación ratificó el procesamiento y embargo a la senadora electa Cristina Fernández de Kirchner. Es en una causa en la que se investiga el constante favorecimiento en la concesión de obras públicas, durante años, al empresario Lázaro Báez, cercano a los Kirchner.


 
Según informaron fuentes judiciales, queda así habilitada la vía para la realización del juicio oral y público. En concreto, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación ratificó el proceso penal abierto contra ella y Báez, entre otros, en diciembre de 2016, así como un embargo por 10.000 millones de pesos (569,5 millones de dólares).
El tribunal no hizo lugar a tres recursos de quejas, dos presentados por la defensa del empresario contra las decisiones de otra Cámara que ya había confirmado el procesamiento y la presentada por la defensa de la expresidenta contra su procesamiento.