¡ Muerte! Eso es lo que reclama el presidente Donald Trump para el inmigrante uzbeko, quien causó la muerte de ocho personas en Nueva York al arrollarlos con una camioneta, y describió al hombre como un terrorista. El pedido esta hecho, veremos qué pasa por el conducto judicial.


El presidente de norteamericano ya tomó postura para con Sayfullo Saipov. Está persona de 29 años, quien fue hospitalizado tras ser baleado y arrestado por un oficial de policía, dijo a los investigadores que se inspiró mirando videos del grupo miliciano Estado Islámico y comenzó a planear el ataque del martes hace un año, según una denuncia penal presentada el miércoles.
“El terrorista de Nueva York estaba feliz cuando pidió colgar la bandera de ISIS (Estado Islámico) en su habitación del hospital. Mató a 8 personas, 12 gravemente heridas. Debería recibir la pena de muerte!”, tuiteó Trump.
Saipov fue acusado de un cargo de entregar apoyo material y recursos a una organización terrorista extranjera, designada en los documentos como Estado Islámico, y un cargo de violencia y destrucción de vehículos motorizados que causó la muerte de ocho personas.

El fiscal adjunto de Manhattan, Joon Kim, dijo que el primer cargo conlleva una pena máxima de cadena perpetua, mientras que el segundo haría que Saipov pueda recibir la pena capital si es declarado culpable y el Gobierno decide buscarla. Cargos adicionales o diferentes podrían presentarse más tarde en una acusación formal, explicó Kim. Saipov confesó a las autoridades que realizó una prueba con un camión de alquiler el 22 de octubre para practicar la conducción del vehículo y “afirmó que se sentía bien por lo que había hecho” después del ataque, según la denuncia.