El expresidente de Cataluña y sus exconsejeros se entregaron voluntariamente este domingo a la policía de Bélgica y quedaron detenidos, confirmó la fiscalía de Bruselas en conferencia de prensa.


“Fueron tomados en custodia a las 9:17 a.m. En presencia de sus abogados les fueron notificadas las órdenes de arresto europeas en su contra”, dijo el portavoz de la fiscalía de Bruselas, Gilles Dejemeppe.

Los cinco detenidos tendrán una audiencia ante un juez la tarde del domingo, quien tiene 24 horas, hasta las 9:17 horas del lunes, para decidir los pasos a seguir, que van desde ejecutar la orden de arresto hasta imponer requisitos para salir bajo fianza.

El viernes, un juez español emitió una orden de arresto internacional para el depuesto líder catalán, un día después que ocho miembros del disuelto gobierno de Cataluña fueran encarcelados en España.

Puigdemont y sus colaboradores enfrentan cargos que incluyen sedición, rebelión y mal uso de los bienes públicos.