Liduvina González y su hija Vivian Canela Galeano fueron imputadas por el Ministerio Público. La acusación tiene que ver la muerte del perro Tyson. La ciudadanía expresó su irritación por el destino del pobre animal por las redes sociales.


 
Hay una acción fiscal que compromete a las dos mujeres por el suceso del viernes pasado en el departamento de San Pedro. El fiscal Rolando Rivas formuló imputación tras la viralización de un video donde se las ve atando a un perro a una camioneta, con la que supuestamente arrastraron al animal hasta que muera, según la versión fiscal.

La imputación es por transgresión a la ley de Protección y Bienestar Animal y otros. La norma fija tres sanciones: cárcel de hasta 2 años, la pena pecuniaria que es la multa con una expectativa de G. 37 millones a G. 117 millones y la otra es una medida de no poseer mascota por el plazo máximo de 10 años, según consta en la Ley.

Las mujeres deben presentarse mañana para prestar declaración indagatoria ante el Ministerio Público dentro del proceso abierto. Las redes sociales explotaron por el enojo y la rabia de la ciudadanía por lo que pasó con Tyson.