Un día como hoy se consumaba la caída del Muro de Berlín. Fue la muralla de seguridad que formó parte de la frontera interalemana desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989.


 

Ese Muro Berlin era el símbolo más conocido de la Guerra fría y de la división de Alemania. Era denominado en la República Democrática Alemana como Muro de Protección Antifascista 34 y por parte de los medios de comunicación y parte de la opinión pública occidental como «muro de la vergüenza”.

El Bloque del Este dominado por los soviéticos sostenía que el muro fue levantado para proteger a su población de elementos fascistas que conspiraban para evitar la voluntad popular de construir un Estado socialista en Alemania del Este. En la práctica, el muro sirvió para impedir la emigración masiva que marcó a la Alemania del Este y al bloque comunista tras la creación de las dos Alemanias.

Un muro de 45 kilómetros dividía la ciudad de Berlín en dos, mientras que otros 115 kilómetros rodeaban su parte oeste aislándola de la RDA. Es decir, el Muro constituía la frontera estatal entre la RDA y el enclave de Berlín Oeste. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania.