Hugo Luzardi hizo el gol de penal para Rubio Ñú. Fue un primer tiempo donde Guaraní fue opaco, casi sin vida. En el segundo tiempo tampoco mejoró mucho el Aborigen, aunque fue más insistente para tratar de empatar y, de ser posible, pasar al frente, pero no lo logró.


 

A medida que pasaban los minutos, la hinchada del Alborigen se podía nerviosa. Pese a los cambios, el técnico Garnero no encontró la fórmula para mejorar la suerte de su equipo. La victoria da respiro a Rubio Nú en ese objetivo de salvarse del descenso.
La presión subió de tono ya antes del partido para Guaraní, pues empezó el juego sabiendo que Cerro Porteño venció a Nacional y estaba firme en la punta. Al final, el Indio, con su derrota, dejó ir más lejos al Ciclón.

Ignacio Martínez
Periodista, consultor y exdirector de medios