¿Qué es el Ejército Popular Paraguayo (EPP)?. Cada quién tendrá su respuesta, pero bajo ese nombre se tomaron por asalto instituciones de la República, se derramaron litros de sangre y se dejaron dolor y luto en las familias paraguayas. Hoy, existen aún varias personas secuestradas. ¿Por qué eso? ¿Desidia, complicidad o ineficacia?...


 

Mientras la sociedad discute y los órganos de seguridad no tienen respuestas, el EPP ya sembró todo tipo de terror. Ha llevado a cabo el asesinato de policías, atacado comisarias y hasta a unidades militares. Todo de manera premeditada y sin más objetivo que mostrar su poder, sembrar el temor e intimidar a públicos y privados.

Sólo para refrescar la memoría decimos que quemaron la subcomisaria de Hugua Ñandu, el destacamento de Tacuatí, las maquinarias en Kurusu de Hierro y de otros lugares, y balearon a miembros de la FOPE en Jaguarete Forest. A todo ello debemos sumar un montón de otros casos más de violencia, y que tienen como bandera varios secuestros y asesinatos.
Hoy vemos además la inseguridad que sufren colonos y productores en general. Ellos ya no pueden trabajar en paz. En algunas zonas se hacen las tareas agrícolas con guardias privadas y hasta con el soporte de militares. ¿Eso es el Paraguay que nos merecemos?.

Hoy por hoy poco o nada se sabe de la desaparición o secuestro del colono brasileño Alecio Dresch (73) y de su nieto Leonardo Farías Dresch (12) (Que no se sabe si es obra del EPP). Nada se conoce del policía Edelio Morínigo Florenciano (28), del ganadero Félix Urbieta Ramírez (67) y los menonitas Abrahán Fehr Banman (37), Franz Hiebert Wieller (32) y Bernhard Blatz Friessen (22), que sí son responsabilidad del EPP. Ante ante desidia e impunidad con el crimen preguntamos: ¿Qué pasa con el Paraguay? ¿Qué es el EPP?.