El pontífice argentino envió hoy un mensaje al ordinario militar Santiago Olivera los esfuerzos para hallar el submarino de la Armada desaparecido con 44 tripulantes a bordo del que no se sabe nada desde el miércoles.


El papa Francisco asegura su ferviente oración por los 44 tripulantes del ARA San Juan, que se encuentra desaparecido desde el pasado miércoles y le ruega que haga llegar a sus familiares y a las autoridades militares y civiles de ese país su cercanía en estos difíciles momentos», se dice en el mensaje.

«Asimismo, alienta los esfuerzos que se están llevando a cabo para encontrar el navío», agrega el texto, que firma el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, en nombre del pontífice, como es habitual en estos casos.

«Su Santidad los confía a la maternal intercesión de la Santísima Virgen y, a la vez que les ruega que recen por él y por su ministerio al servicio del santo pueblo de Dios, pide al Señor que les infunda serenidad espiritual y esperanza cristiana en estas circunstancias», añade.

El mensaje termina con la bendición apostólica que imparte el papa a los destinatarios.

El pasado miércoles la Armada Argentina confirmó que uno de sus submarinos, con 44 tripulantes, reportó por última vez su posición en la madrugada de ese día, por lo que, pasado un tiempo prudencial sin tener comunicación con la nave, se resolvió activar a última hora de la tarde del jueves el protocolo de búsqueda.

El vehículo subacuático había partido el lunes del sureño puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en la localidad bonaerense de Mar del Plata.

El plan de búsqueda del submarino, de origen alemán, se centra en una zona a 430 kilómetros del punto más cercano de la costa al sureste de la península Valdés, en la patagónica provincia de Chubut. EFE

 

 

Compartí: