¡Mucho cuidado! La adicción al teléfono móvil e internet puede causar desequilibrios químicos cerebrales en jóvenes usuarios que generan más trastornos como la depresión o el insomnio, según un estudio. La advertencia publica la agencia EFE.


 

Los jóvenes adictos a estas nuevas tecnologías presentaron índices significativamente superiores en depresión, ansiedad, insomnio severo e impulsividad que aquellos que realizaban un uso sano y controlado. “Cuanto mayor era el índice, más severa era la adicción”, comentó Hyung Suk Seo, profesor de Neurorradiología y autor del estudio.
Se usaron espectroscopias de resonancia magnética para medir la composición química del cerebro. Las pruebas concluyeron que el nivel de ácido aminobutírico (GABA), que inhabilita o ralentiza las señales cerebrales, era mayor en aquellos que eran dependientes tecnológicos, lo que puede influir en efectos como la ansiedad o la somnolencia.

Ignacio Martínez
Periodista, consultor y exdirector de medios