El Consejo Asesor Fiscal instó a legisladores velar por el cumplimiento de un presupuesto equilibrado. Afirmó que el Ejecutivo cumplió con las reglas cuantitativas de la Ley De Responsabilidad Fiscal, y que el plan de gastos fue construido sobre la base de una estimación de ingresos fiscales consistente con el comportamiento previsto de la economía para el año 2018.


 

Sostiene que la Ley de Responsabilidad Fiscal contempla tres reglas que deben cumplirse al elaborarse las leyes anuales del Presupuesto General de la Nación:

1) El déficit fiscal anual de la Administración Central, incluidas las transferencias, no puede superar el 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) estimado para el año fiscal.

2) El incremento anual del gasto corriente primario del Sector Público no puede exceder la tasa de inflación interanual más el 4%. El gasto corriente primario se define como gasto corriente total excluido el pago de intereses.
3) No se pueden incorporar incrementos salariales, excepto cuando se produzca un aumento en el salario mínimo.

Afirma que luego de las sesiones en las Cámaras de Diputados y Senadores sobre el tratamiento del Proyecto de Presupuesto, con las modificaciones incorporadas por ambas Cámaras, las tres reglas críticas de la LRF han sido incumplidas, ya que el déficit fiscal supera el 1,5%, el incremento del gasto corriente es mayor que el previsto por la LRF y se procede a aumentar salarios en exceso al crecimiento del salario mínimo.

Ignacio Martínez
Periodista, consultor y exdirector de medios