El presidente Donald Trump está cerca de tomar una decisión sobre el eventual traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén y su reconocimiento como capital de Israel, según confirmó su propio yerno y enviado a Oriente Medio, Jared Kushner, desatando un "terremoto" en la región. El anuncio podría hacerse este mismo miércoles, lo que ya provocó airadas advertencias en el mundo musulmán.


Las facciones palestinas en la Franja de Gaza, incluidos el movimiento islamista Hamas y el nacionalista Al Fatah, llamaron este lunes a un “día de la ira” para el miércoles ante la posibilidad de que Trump declare Jerusalén como capital de Israel.

B1c3jAG-M_720x0

De hecho, líderes palestinos se movilizan desesperadamente contra la medida de Washington, pues temen que desate tal furia en el mundo árabe que se hundirían las esperanzas de paz en la región.

El canciller jordano, Ayman Safadi, advirtió hoy a su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, que el reconocimiento, por parte de Estados Unidos, de Jerusalén como ciudad capital de Israel, puede acarrear “repercusiones peligrosas” en la región.

“Cualquier decisión que reconozca Jerusalén como la capital de Israel acarreará repercusiones peligrosas debido a la alta estima que de Jerusalén tienen no solo los palestinos y los jordanos, sino también el mundo árabe y el musulmán“, dijo Safadi, citado por la agencia oficial jordana Petra.

BkeaoRGZz_720x0

Para Safadi, que se comunicó telefónicamente con Tillerson, un paso así “afectaría negativamente a los esfuerzos de Estados Unidos de lograr la paz entre los palestinos y los israelíes y provocaría una mayor tensión en la región”.

Los palestinos han advertido que tanto una decisión para mover la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén (que fue una promesa electoral de Trump) como una declaración del presidente reconociendo la ciudad como capital israelí dejaría fuera de juego a la Casa Blanca como mediador, porque habría demostrado “no ser un intermediario honesto”.

Hasta ahora, Washington y la comunidad internacional no reconocen la capitalidad hasta que un pacto entre israelíes y palestinos decida sobre su futuro. Por eso ningún país tiene su embajada en la ciudad.

Fuente: agencias