La Corte Constitucional de Austria, la más alta instancia judicial del país alpino, ordenó este martes la autorización del matrimonio a las parejas homosexuales a más tardar en 2019 en nombre de la prohibición de las discriminaciones en función de la orientación sexual.


Hasta ahora, los gays y lesbianas austriacos sólo pueden formalizar su relación como “parejas registradas”, una fórmula que aunque garantiza casi los mismos derechos que las parejas casadas, supone una “discriminación” para las uniones entre personas del mismo sexo, señaló la corte.

La prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo “viola el principio de la igualdad y la no discriminación de las personas en base a calidades personales como la orientación sexual“, precisó la Corte en su decisión. El fallo fue emitido a raíz de un recurso interpuesto por una pareja de mujeres cuya relación estaba legalizada como “unión registrada” y a quienes las autoridades vienesas les negaron el matrimonio solicitado.

La nota precisa que la derogación de las disposiciones legales que actualmente imposibilitan el matrimonio igualitario fue dictaminada ayer y entrará en vigor “al final del 31 de diciembre de 2018”, si el Parlamento no la adelanta. Se anularán así las palabras “sexo diferente” en la legislación que define el matrimonio.

“Hoy no es posible hacer una distinción entre el matrimonio y la ‘unión registrada’ sin discriminar a las parejas del mismo sexo”, advierte el tribunal.

Para los jueces está claro que “la separación en dos instituciones legales expresa que las personas con orientación sexual entre personas del mismo sexo no son equiparables a las de orientación de diferente género”.

Asimismo, queda levantada la limitación de la “unión registrada” a parejas del mismo sexo. Con ello, en el futuro a cualquier pareja, indistintamente de su orientación sexual, le será posible optar entre el matrimonio tradicional o la “unión registrada”, siempre y cuando el Parlamento no decida abolir la segunda opción.

Y es que ambas “uniones” quedan así equiparadas desde el punto de vista legal, después de que en 2016 se levantara, también por decisión del Constitucional, la hasta entonces vigente prohibición de adopción de niños por parte de parejas homosexuales.

Con este fallo, Austria se convierte en el 16º país de Europa que reconoce el derecho a casarse a las personas del mismo sexo.

Fuente: TN