El Banco de Desarrollo de América Latina aprobó tres créditos a Paraguay. Se trata de USD 400 millones para financiar el “Proyecto de habilitación de la Ruta Nº 9; otros USD 170 millones para el “Programa de fortalecimiento del Sistema Interconectado y de distribución eléctrica rural”; y USD 100 millones para el “Programa de mantenimiento de rutas pavimentadas por nivel de servicio Vial 3”.


 

Con estos préstamos, CAF consolida su apoyo a la infraestructura vial de Paraguay. Desde el 2013 ha aprobado seis créditos por USD 972,1 millones, uno de los cuales, actualmente en ejecución, tiene entre sus objetivos rehabilitar y mejorar los tramos Mariscal Estigarribia–La Patria, y La Patria–Infante Rivarola, los cuales complementan la intervención a realizarse en la Ruta N° 9.

Por otro lado, desde el 2012 CAF robustece su apuesta por la infraestructura energética, para la cual ha aprobado USD 595 millones a través de cinco créditos para la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), dos de los cuales se encuentran en ejecución, destacando el financiamiento a la Segunda Línea de 500 kV Villa Hayes-Yacyretá.

Respecto al crédito de USD 400 millones para la Ruta Nacional Nº 9, CAF financia el 71,4% del proyecto que contempla la reconstrucción, rehabilitación y mantenimiento de 475 km de la Ruta N° 9, así como de los accesos a las colonias menonitas de Loma Plata (21 km), Filadelfia (15 km), Neuland (20 km) y la Línea Sur que une Filadelfia y Loma Plata (22 km). El proyecto beneficiará aproximadamente de manera directa a 60.000 personas y de manera indirecta a 170.000 personas, pertenecientes a los departamentos de Presidente Hayes y Boquerón.

El crédito de USD 100 millones para rehabilitación y mantenimiento de rutas pavimentadas Vial 3 beneficiará directamente a 1.100.000 personas de Central, Cordillera, Paraguarí, Misiones, Presidente Hayes y Concepción. Contempla la rehabilitación y mantenimiento de 338,74 km de rutas pavimentadas.
Por último, el crédito de USD 170 millones para el fortalecimiento de transmisión del SIN y distribución eléctrica rural, otorgado a la ANDE, contribuirá a proveer mayor confiabilidad y seguridad al suministro eléctrico de los sistemas Este, Norte, Sur y Central del país, así como mejorar la infraestructura de las redes de distribución en las zonas rurales de la Región Oriental, beneficiando a 2 millones de personas por la calidad del servicio eléctrico, la disminución de las interrupciones en el suministro y el aumento de la capacidad de transmisión del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Ignacio Martínez
Periodista, consultor y exdirector de medios