El Parlamento australiano aprobó este jueves la ley por la que legaliza el matrimonio homosexual, a menos de un mes después de que la mayoría de los ciudadanos del país apoyara de forma abrumadora esta legislación en un referéndum postal no obligatorio.


Tras años de disputas políticas sobre el asunto, la aprobación fue saludada con aplausos y abrazos en la Cámara. Solo cuatro de los 150 diputados votaron en contra. “¡Qué día para el amor, la igualdad y el respeto! Australia lo ha logrado”, dijo el primer ministro Malcolm Turnbull ante los diputados, informa France Presse.

La aprobación cierra un largo debate en Australia, que se convierte en la nación número 26 que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo. La Ley de Matrimonios de 1961, vigente hasta la entrada en vigor de la ahora aprobada, fue enmendada en 2004 para precisar que esta unión es exclusiva entre un hombre y una mujer. De hecho, desde ese año ocurrió una veintena de intentos de aprobar el matrimonio gay.

El sí al matrimonio entre personas del mismo sexo ganó con el 61,6% frente al 38,4% del no. Pese a que el voto no era vinculante, el gobierno conservador del primer ministro Malcolm Turnbull se comprometió a presentar inmediatamente esta iniciativa en el Parlamento para convertirla en ley y hacer realidad las aspiraciones de muchas parejas homosexuales. Y eso ha ocurrido hoy.

Fuente: El mundo