La Comisión Federal de Comunicaciones aprobó eliminar las reglas de protección de la llamada neutralidad de la Red, el concepto que se basa en darle un trato idéntico a todos los contenidos en Internet con la idea de que las proveedoras de conexión a la Web no favorezcan unos sitios sobre otros.


La desaparición de la neutralidad les permitirá la creación de un Internet de distintas velocidades que priorizará determinados contenidos. En principio, los que estén dispuestos a pagar más por estar en esas avenidas más rápidas. Pero también se podría llegar a discriminar contra otros contenidos por motivos ideológicos.

La neutralidad en la Red es, en esencia, una serie de normas que garantizan que los contenidos son tratados de igual forma por las compañías proveedoras de Internet. Impide que Comcast, Verizon o AT&T den más o menos velocidad a la distribución de contenidos específicos en sus redes.

Además, retiró la calificación de “servicio público” al acceso a Internet, comparable a las comunicaciones telefónicas, que había impuesto la anterior comisión, de corte demócrata, en 2015, bajo la presidencia de Barack Obama.

“Esto no va a destrozar Internet, ni va a acabar con Internet como ha sido hasta ahora. No mata a la democracia ni limita la libertad de expresión”, aseguró el presidente de la FCC, Ajit Pai, que llegó al cargo hace once meses tras la designación del actual presidente de EE.UU, Donald Trump.

Fuente: ABC.es

Compartí: