La puesta en venta del libro de Michael Wolff sobre la Casa Blanca, prevista la semana que viene, fue adelantada a pesar de los intentos de Donald Trump de evitar su publicación porque según él está “lleno de mentiras”. El mandatario movilizó a sus abogados para impedir la publicación de un libro sobre su primer año en la Casa Blanca y que motivó su dramática ruptura pública con su exjefe estratégico, Steve Bannon, en medio de un escándalo.


 
El mandatario afirma que el libro está “lleno de mentiras” y se basa en “fuentes que no existen”. ”¡No autoricé ningún acceso a la Casa Blanca (de hecho le dije que no varias veces) al autor de este libro falso! Nunca hablé con él para el libro”, aseguró en Twitter en referencia a Michael Wolff, que firma “Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”.
Una firma de abogados envió en su nombre una carta de 11 páginas al autor y al editor del libro, conminándolos a suspender su publicación y distribución. La obra —que ya circula en las redacciones en Washington, entre ellas la de AFP— se basa en unas 200 entrevistas con funcionarios oficiales y muestra una Casa Blanca sumergida en una caótica y permanente guerra intestina a lo largo del primer año de gobierno de Trump.
Los abogados del presidente apuntan en su carta que “el señor Trump exige que se interrumpa y evite cualquier publicación, divulgación o distribución del libro”, y además que los responsables publiquen “una retractación plena y completa así como un pedido de disculpas”. También exigen una copia del mismo para “evaluar adecuadamente las declaraciones contenidas”.
A raíz de la “demanda sin precedentes”, la editora del libro decidió adelantar al viernes el lanzamiento, que originalmente estaba previsto la semana próxima. “Fuego y furia” ya encabezaba todas las listas de pedidos de compra anticipada. El autor del libro, Michael Wolff, publicó también el jueves un largo artículo en la edición digital de la revista The Hollywood Reporter, en el que deja clara su opinión sobre lo que ha visto en el título: “Mi año en la loca Casa Blanca de Trump”.

Compartí: