El libro, que siembra una serie de dudas sobre la estabilidad mental del mandatario Donald Trump, se agotó rápidamente en las librerías en Washington. Es el tema en ese país, donde la gente quiere conocer más sobre su presidente.


 

Lo cierto es que rapidamente se conocieron los tuits de Trump, publicados horas antes de su reunión con líderes de la mayoría republicana en el Congreso y miembros de su gabinete, en la residencia presidencial de Camp David, para discutir sobre las prioridades del partido antes de las cruciales elecciones de mitad de periodo que tendrán lugar este año.
Sin embargo, los increíbles detalles incluidos en el nuevo libro y la posterior defensa de Trump sobre su salud mental han desviado la atención de las noticias sobre política e incluso de aquellas sobre los récords que han alcanzado los mercados financieros estadounidenses estos días.

En el libro, Wolff afirma que prácticamente todo el entorno de Trump duda de la capacidad del millonario de 71 años para gobernar. “Todos lo han descrito de la misma manera, dicen que es como un niño, lo que quieren decir es que necesita satisfacción inmediata, todo gira en torno a él”, dijo Wolff en una entrevista a la red NBC.

“Dicen que es un imbécil, un idiota”, insistió el periodista y escritor, que asegura haber entrevistado a casi 200 personas que se codean con el presidente de Estados Unidos a diario. En una conferencia de prensa desde Camp David, Trump calificó nuevamente al libro como una “obra de ficción”.

Wolff “no me conoce de nada y jamás me ha entrevistado” en la Casa Blanca, dijo, desmintiendo al periodista que asegura haber hablado con el presidente unas tres horas en total en un periodo de año y medio. Agregó: “Es una desgracia que alguien pueda hacer algo así”, dijo sobre el libro y después de dar una imagen de unidad junto a los líderes republicanos, con los que dijo haber hecho “increíbles” avances en la agenda para 2018.

Compartí: